Normativa Imprimir
Parque Natural Señorío de Bertiz

Para garantizar los objetivos de conservación se establece una normativa de obligado cumplimiento, complementada con un régimen de sanciones tal y como prevé la vigente legislación de protección de la naturaleza. Así mismo se definen una serie de zonas dentro del Parque, en las que, en función de sus diferentes características, además de la normativa general, es necesario cumplir una normativa particular.

Las normas están destinadas a impedir todas las acciones que puedan alterar el paisaje y sus elementos:

* Únicamente se permitirá la introducción de animales de compañía cuando éstos se encuentren sujetos y controlados en todo momento por sus propietarios. Estos animales no podrán causar ningún tipo de molestia a las personas ni a la fauna del Parque. Además deberán cumplir con la legislación estatal y foral vigente en esta materia. En el caso de perros, éstos deberán circular obligatoriamente sujetos a una persona responsable mediante correa resistente o cadena con longitud máxima de 1.50 metros. Además, aquellos perros causantes de agresiones anteriores o cuya peligrosidad sea razonablemente previsible, portarán obligatoriamente bozal y serán considerados como animales potencialmente peligrosos independientemente de la raza a la que pertenezcan.

* Queda prohibido el depósito de excrementos de perros. Con el fin de cumplir la prohibición que establece este precepto, el poseedor del animal deberá recoger los excrementos que este deposite introduciéndolos, convenientemente envueltos, en los contenedores situados en el Parque y responsabilizándose de la limpieza de la zona ensuciada. Asimismo, es responsable de acallar, de forma inmediata, los ladridos producidos por sus animales.

* Queda expresamente prohibido consentir que los animales beban directamente de grifos o caños de agua de uso público.

* Se prohíbe la permanencia de perros en las praderas de la campa localizadas en las inmediaciones del aparcamiento de este Parque Natural. Asimismo, queda prohibida la entrada de perros, o de cualquier otro animal, en todos los edificios del Parque, aunque vayan provistos de cadena y bozal o vayan acompañados de personas responsables. Esta prohibición incluye la entrada en la zona cerrada del Jardín histórico, Centro de Interpretación y Palacio. Se exceptúa el supuesto de "perro-guía" de discapacitados visuales. Los perros-guía, cuando vayan acompañando a discapacitados visuales, deberán llevar en lugar visible el distintivo especial oficialmente establecido que indica su condición. El discapacitado visual es responsable del comportamiento adecuado del animal y será portador del documento acreditativo de las correctas condiciones sanitarias de su perro-guía.

* No se permitirá la instalación de publicidad estática, propaganda o similar, ni las actividades comerciales ambulantes.

* Los elementos del medio natural, como árboles, rocas, comunidades vegetales, plantas o semillas, así como cualquier otro elemento del Parque, no podrán ser alterados por acciones que les causen daño o destruyan ni por la realización de inscripciones, señales, signos o dibujos.

* Los visitantes del Parque están obligados a no abandonar materiales desechables, residuos, desperdicios o vertidos, así como evitar cualquier acción que pueda producir contaminación.

* Se prohíbe la utilización de megáfonos o instrumentos que generen sonidos, ultrasonidos o ruidos ajenos a la naturaleza.

* La fauna existente en el Parque no debe ser molestada con acciones que supongan maltrato, persecución, captura de ejemplares ni destrucción o deterioro de las áreas de reproducción, alimentación o refugio.

* No se permite la circulación de vehículos a motor en el interior del Parque.

* Para garantizar el mantenimiento óptimo del Parque, el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y la administración del Parque se reservan el derecho de limitar el acceso de visitantes en momentos determinados. Así mismo, declinan la responsabilidad que pudiera existir en relación con daños y perjuicios a los visitantes del Parque Natural del Señorío de Bértiz durante el período de estancia en el Parque Natural.

Para el resto de la normativa consultar el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) vigente.