Ríos y pesca Print
El territorio navarro de la vertiente Cantábrica es drenado mayoritariamente por el río Bidasoa. El Urumea, el Leizaran y el Araxes vierten al Cantábrico atravesando Guipúzcoa, mientras que el Nivelle y la Nive lo hacen a través de Francia. Todos ellos poseen numerosas regatas tributarias que contribuyen a incrementar su caudal.

La proximidad al mar de las montañas favorece el corto recorrido y las fuertes pendientes de los ríos y regatas que forman la cuenca del Bidasoa. Se caracterizan por transportar elevados caudales como consecuencia de la alta precipitación de la zona. Su régimen fluvial es de gran regularidad sin sorprendentes crecidas ni fuertes estiajes. Él más caudaloso de los ríos Navarros que vierten al Cantábrico nace en Errazu y desciende por el Valle de Baztan donde se le llama río Baztan hasta que en Oronoz-Mugaire toma el nombre de rio Bidasoa hasta su desembocadura por Fuenterrabia.

En los distintos tramos del río abundan diferentes especies de peces. Cerca de la desembocadura aparecen la platija y el sabalo, también el reo y la anguila, llegando esta última en sus migraciones hasta las regatas. Aguas arriba abunda la apreciada trucha pero sin duda la especie piscícola más apreciada y emblemática del Bidasoa es el salmón. Los salmones suelen alcanzar una longitud de 90 a 100 centímetros y un peso de 9 a 13 kilos, pero se han capturado ejemplares machos de 120 centímetros y 30 kilos de peso.

Parque Natural Señorío de Bertiz

La hembra del salmón realiza un gran esfuerzo para remontar el río y efectuar el desove (una hembra de 10 kilos de peso, puede llevar consigo hasta 22000 huevos). Para realizar la puesta, la hembra excava un hoyo, pudiendo remover hasta un metro cúbico de grava mientras el macho defiende la zona de posibles depredadores.

En épocas pasadas la pesca del salmón fue un recurso económico de importancia para las poblaciones de la regata del Bidasoa, que aprovechaban la subida de los salmones desde el mar, para realizar numerosas capturas.

Los obstáculos que dificultan la migración como presas y centrales eléctricas junto con la contaminación, vertidos urbanos e industriales y el furtivismo han causado una notable disminución del numero de capturas. El Gobierno de Navarra intenta recuperar la importancia que el salmón tuvo en la cuenca del Bidasoa mediante las repoblaciones con salmones criados a partir de huevos de ejemplares del propio rio, o la Orden Foral de las vedas que delimita los periodos de captura, las dimensiones minimas y establece la caña como único arte autorizado.

Parque Natural Señorío de Bertiz